miércoles, 28 de diciembre de 2011

Sigma Xperience (parte 1)





Supongo que a estas alturas ya todo el mundo, o la gran mayoría de vosotras, al menos, ha oído hablar de la nueva colección vegana de Sigma, que además, ha venido para quedarse (no es una edición limitada, sinó que formará parte de su amplio catálogo de brochas y kits).
Para quienes todavía no hayan oído hablar de ella, os diré que Sigma utiliza para esta colección fibras HD Sigmax, para un maquillaje de alta definición.

Partimos de la base de que yo nunca he utilizado ninguna brocha de esta marca, sin motivo especial, simplemente, tengo un amplio repertorio de brochas de otras marcas que, hasta ahora, me estaban haciendo una buena función. ¿Motivo por el que pruebo Sigma? Obvio, la buena referencia que tengo de la marca, todo lo que contáis de las brochas quiénes las usáis.
He optado por el travel kit, que trae siete brochas básicas en tamaño viaje, todas ellas protegidas con funda para mantener la forma de los pelitos, y estuche para guardarlas.
Las siete brochas son las siguientes;
- E30 (Lápiz)
- E40
- E55 (Sombra)
- E65 (Angular pequeña)
- F30 (Polvos)
- F40 (Contorno)
- F60 (Base)


De regalo, la E25.
El precio del Mrs Bunny Travel Kit es de 59 euros y el envío tarda unos 8-10 días (al menos en mi caso, con envío ordinario)

Todavía no lo he probado, con lo cual, todavía no puedo daros mi opinión, pero pronto lo haré, prometido.
Aparentemente, es toda una maravilla.

domingo, 25 de diciembre de 2011

→ Felices Fiestas

Últimamente no doy a basto para actualizar, porque no es solamente actualizar, ya sabéis lo que ello supone. Para hacerlo mínimamente decente, preparar una entrada, una foto (me gusta adjuntar imágenes siempre, y aunque no dispongo de los mejores medios para ello, intento que sean de la mejor calidad posible), un review, aunque sea breve, del producto, o productos...
Me encantaría poder ofreceros algún look, bien sea de moda, de maquillaje...y prometo hacerlo, aunque no puedo prometer que sea para estas fiestas (ya comenté que me gustaría acompañaros, un año más, por las andanzas Navideñas...)
Tengo a mi peque malito, llevamos ya dos semanas y prácticamente no tengo tiempo para nada, ni siquiera para mí, así que mucho menos para actualizar...
Pero no me gustaría pasar este día sin enviaros mis mejores deseos en estas fiestas tan especiales para algunos, y tan melancólicas o nostálgicas para otros...que, aunque bien es cierto que son fechas consumistas, también es cierto que un dulce nunca amarga, que aunque recordemos a quienes ya no están, recordaros que la gente no muere mientras se la recuerda, que siempre están a nuestro lado, aunque no sea de una manera física, su alma siempre está con nosotros, y desde ahí arriba, sea lo que sea lo que haya, nos cuidan y nos miman, y nos mandan sus mejores deseos, que aunque estéis pasando por un mal momento, todo pasa, después de la tormenta siempre llega la calma, y lo dice una que sabe por lo que ha pasado, y sabe lo que se dice, que el 2011 ha sido mi peor año, lo empecé con mi niño ingresado, casi se lleva a mi padre de mi lado, aunque, por suerte, tras más de un mes de ingreso, una operación importante, estancia en reanimación bastante larga...puedo dar gracias a Dios, o a quien quiera que exista, de poder disfrutar de mi padre nuevamente, de tenerlo a mi lado, en estas fiestas y en mi vida. Así que, por todo esto, al 2012 solamente le pido salud, trabajo, paz y amor...aunque sea un tópico, el resto me la trae bastante floja.
Disfrutad del momento, recordad a quienes no están a vuestro lado con cariño, pero no con tristeza, y procurad ser felices, que la vida es un gran regalo que solo se nos ofrece una vez, por dura y cruel que pueda ser en muchas ocasiones. No desaprovechéis lo que tenéis, y antes de lamentaros, mirad hacia atrás, pues siempre hay alguien peor que nosotros.
Gracias, un año más, por leerme, que aunque sois poquitos y poquitas quienes lo hacéis, sé que sois fieles, y sois mi pilar para seguir con el blog.
A los nuevos y nuevas, bienvenidos y bienvenidas seáis a este, mi pequeño rincón de andanzas e intereses comunes.

Feliz Navidad y Feliz 2012.
Con cariño,
Serena.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Review - nueva colección Deliplús "Ladies"


Tengo que hablar, sí o sí, de la nueva colección que nos ofrece Deliplús para estas fiestas, que están ya a la vuelta de la esquina.
Con Ladies, una marca que empezó siendo desconocida, en la que poca gente confiaba y que poco a poco se va haciendo más popular, al mismo tiempo que (por ahora) mantiene precios asequibles en productos (en su gran mayoría) de aceptable/buena calidad, se revela en el mundo de las colecciones.
Una gama totalmente cerrada en tonos dorados, amarronados, beiges y grises, shimmer como la vida misma, que nos ofrece la opción de elegir el look "burbujita de Freixenet" (no sé a vosotras, pero cuando la ví, pensé..."yo soy...burbuja de Freixenet!").

Me decidí a probar los polvos bronzé (aunque, para mi gusto, más que broncear...iluminan. Son como una purpurina dorada que da luz a las mejillas, de muy fácil aplicación y duración más que aceptable). Su precio, creo recordar, ronda los 5 euros.

También probé el labial dorado, es el núm.1. Nunca me había atrevido con un labial en tono dorado, combinado con purpurina, pero he de reconocer que no me ha decepcionado, y me parece el complemento ideal tanto para looks de noche, como para un maquillaje natural de cada día, ya que, con una sola pasada del labial, obtenemos un brillito muy natural, y con un par de pasadas más, un look totalmente dorado y desenfadado. Me resulta bastante hidratante, cremosito, aplicación sencilla, no hay que trabajarlo demasiado, no se queda a trozos, no se queda la purpurina pegada al labio una vez el labial ha desaparecido y la duración es aceptable. En fín , por su precio, poco más podemos pedirle, creo que ronda los 3'50 euros.

La colección nos ofrece labiales en dos tonos más, no me hacían papel, uno era un marrón subidito, y el otro tiraba demasiado a granate oscuro.

Igualmente, Ladies nos ofrece glosses en tres tonalidades, que tampoco me hacían papel. Eso sí, la chica me los enseñó y daba la sensación de que la pigmentación es bastante buena. En tonos marrones, beiges y granate intensos.

Me decidí a probar una de las dos sombritas de las que consta la colección, la otra era un tonito beige tirando a dorado muy mono, pero es un tono que no uso nunca, no me favorece demasiado, así que...me quedé con esta preciosidad, pigmenta de alucine, no la he probado en mojado, pero tiene que ser una pasada, así que no lo descarto. Es un tonito gris, azulón, bastante subidito, y muy, muy shimmer. Look de noche total, me encanta, me tiene enamoradita. Su precio no lo recuerdo, pero no pasaba de los 3 euros con algo...

También tenéis disponible una máscara de pestañas con un cepillito un tanto peculiar, no lo había visto nunca, la verdad, pero tampoco me llama la atención de manera excesiva. Para dar volumen a las pestañas más escondidas tiene que ir muy bien, pero no me merece la pena gastarme dinero en otra máscara solamente por esto, estoy muy contenta con la mía, llevo ya dos repeticiones con Maybelline y sigo encantada.

En fín, creo que no me dejo nada por mencionar, arriba os dejo unas fotitos, unos chuaches, no se ven demasiado bien, pero espero que os sirvan para haceros una idea.

Espero que os haya gustado este pequeño review, perdonad la brevedad pero últimamente no tengo demasiado tiempo, y cuando lo tengo, mirad qué horas son y tengo las neuronas suplicando cama!. Hasta la próxima, chicuelas y chicuelos!

domingo, 27 de noviembre de 2011

→ Cuidados básicos del cabello


Buenas noches, queridas (y queridos, por si algún lector masculino interesado visita el blog, no se sienta ofendido, que aquí todo el mundo es bienvenido). Hoy os voy a hablar de mi rutina, o mis cuidados básicos del cabello.
Dejar mu' claro que cada persona es un mundo, cada cabello es un mundo, y todo lo que yo os voy a contar, es en base a mi tipo de cabello (graso) y a mis preferencias personales (lucirlo lo más brillante posible, cero apelmazamientos y máxima duración de la sensación "pelo suelto").
Aunque bien es cierto que no es recomendable lavar el pelo a diario, muchas veces es necesario. Las chicas que tenemos el pelo con tendencia grasa, pasamos por temporadas (yo, al menos) en las que, con un margen de tiempo de apenas 12h (incluso menos, podría ser), el pelo luce sucio, sin volumen, "pegado" a la cabeza. Es por eso, que soy de las personas que se lavan el cabello a diario. Procuro que no sea un lavado "en profundidad", mi peluquero me recomendó que fuera algo bastante superficial y con champús muy suaves, los infantiles son los ideales.
- Champús.
¿Los que yo utilizo?, pues bien, mi pelo se "acostumbra" con demasiada facilidad a los productos capilares, lo cual me lleva a usar varios cahmpús a la vez (quizá sean manías, no lo niego), entre mis favoritos (los que estoy empleando ahora mismo) están el Herbal Essences, Frescor Purificante (me tiene enamorada), Johnson's baby, con lavanda (lo suelo emplear día sí, día no) y Schwarzkopf, Liso Asiático (otro que me vuelve loquísima).
En el armario, retirados desde hace un par de semanas (los llevaba empleando ya demasiado tiempo seguido) están el Petit Marseillais, con Karité y miel, Herbal Essences, Puntas Sedosas, y TresEmmé, Hidratación Intensa.
¿Cuáles no volveré a utilizar? acabarlos, los acabaré todos. Obviamente no hay ninguno que de tan mal resultado como para tirarlo a la basura. Quizá no repetiría con el de karité y miel, ya que me deja el pelo muy apelmazado, con sensación de suciedad, aun recién lavado. El Puntas Sedosas no es que sea una maravilla, pero he de reconocer que éste verano acabé con el pelo muy estropeado y fue la solución a mi desespero.
¿Cuáles repetiré seguro? Obviamente, Frescor Purificante. El Próximo de Johnson's (siempre hay uno en mi armario) será el de camomila.

- Acondicionadores.

Ahora mismo estoy empleando el Brillo Radiante, de Herbal Essences, que me vuelve LOCA. Obviamente, es mi acondicionador por excelencia.
También tengo el Hidratación Profunda, de TresEmmé, pero no me acaba, usando champú y acondicionador juntos no me deja el pelo todo lo brillante que quisiera.
Cabe mencionar, aunque no lo uso de forma habitual, el Liso Asiático, que lo combino con el champú. Es IDEAL. Deja una sensación de suavidad, tacto seda, peinado fácil y alisado aún más fácil. Eso sí, no esperéis un alisado asiático sin plancha o secador, porque nanai. Mi experiencia personal: mi pelo no es rizado, ni liso. Es una mezcla entre moldeado y sin forma. Cuando empleo esta gama, lo que sí os aseguro, es que me lo plancho en 5 minutos, que tengo pelo liso todo el día, sin encrespamientos ni bucles inoportunos y luce sano y brillante. Sano + liso + brillante + fácil de peinar = PELO IDEAL = PRODUCTO IDEAL.
No uso acondicionadores a diario, los empleo un par de veces por semana.


- Mascarillas.

Las uso un par de veces por semana.
Actualmente, estoy probando la M+SK para cabellos rubios, de Deliplús. (Podéis encontrar esta marca en supermercados Mercadona, para quienes no la conozcáis). Buscaba un producto para el cuidado del color, y lo más baratito que había encontrado era de Farmacia (8 eurines). Hasta que un día, marujeando por la perfumería del super, ví esta mascarilla, era lo que estaba buscando y el precio me dejó K.O (no llega a 3 euros). No es que la lleve usando demasiado tiempo, pero relación precio-resultado obtenido está genial. Hidrata, no apelmaza, y el pelo luce más brillante (llevo reflejos y se ven como con más luz, efecto peluquería). Si no queréis gastaros mucho dinero, os la recomiendo.
Esta mascarilla, la suelo combinar con la NutriActif de Les cosmètiques, la marca blanca de Carrefour. He de reconocer que acababa de utilizar una mascarilla de L'Oreal, con lo cual, la compré un poco resignada. Poco tiempo después, descubrí que es la mascarilla de mi vida. Es una de las pocas mascarillas que he probado que no me engrasa el pelo, que me lo deja suave, pero no acartonado ni apelmazado. El bote es bastante grande, la tengo desde verano y voy aún por mitad producto, el precio es...bueno, no sé si ronda los 2 euros, o cosa así, no lo recuerdo, pero tiradísima de precio. Esta sí que la recomiendo y pido un bote nuevo a Papá Noel, jaja.

Nunca uso mascarillas y acondicionadores juntos, en mi caso, sería un kaos. Normalmente, un día a la semana, como mínimo, utilizo exclusivamente champú, sin ningún otro producto para cuidado del cabello.
Como complemento, y dado que uso plancha/secador a diario, utilizo un protector térmico, ahora mismo uno de Deliplús, ya que tenía el de tresEmmé, pero se me acabó. Me encantaba, sí, pero comparo ambas marcas y los precios y...me quedo con Deliplús, sinceramente, el resultado es el mismo y el precio, mucho más económico.
No suelo utilizar espumas, sérums, ni lacas. Aunque un par de veces al mes, me aplico Keratina líquida, en spray (podéis probar la de Anian), la cual fijo con el secador a la máxima potencia.
Utilizo cepillos de cerdas naturales, de madera. Cualquier otro material me genera electricidad (yuhu! pelos de loca!)
Y recomiendo planchas con placas de cerámica (creo que hoy en día, ya todas las tienen) y secadores profesionales (o potentes, al menos, que no sé vosotras, pero el famoso Babyliss a mí no me seca el pelo ni en dos horas...)

Por supuesto, el empleo de planchas y secadores a diario NO es recomendable. Del mismo modo, tampoco lo es llevar coleta de forma habitual, o cualquier tipo de recogido que oprima/dañe el cabello.

Y, para acabar, diré que, por supuesto, las manías no las curan los médicos, y vosotras ya me entendéis ;)

Espero que os haya gustado mi potipost "cabellil" , sobretodo porque más low cost no puede ser, y en los tiempos que corren, creo que todo ahorro es bienvenido.

Hasta la próxima!

sábado, 19 de noviembre de 2011

→ Berlín nails (Manicura semanal)

¿Qué importancia tiene la manicura?, ¿cada cuánto se debe hacer la manicura?, ¿qué pasos he de seguir para hacerme una manicura correctamente?, ¿qué productos debo utilizar para que mis uñas luzcan como recién hechas por más tiempo?. Si os habéis hecho todas, o parte de estas preguntas alguna vez: acomodaos en la silla, coged vuestro café bien calentito y, voilà!


Consejos básicos.

- No morderse las uñas, no morderse las cutículas o, en su defecto, no estirarlas.
- Cuando lavéis platos o estéis realizando tareas domésticas: emplead guantes! de ese modo, protegeréis vuestras uñas de agentes nocivos (aunque, aparentemente, no lo sean), que las estropean, tales como detergentes o lejías.
- Las uñas se deben cortar después del baño o, en su defecto, manteniéndolas en una palangana con agua tibia durante unos minutos.
- Es mejor utilizar quitaesmaltes sin acetona, ya que la acetona reseca la raíz de la uña y la fragiliza.
- El uso de lacas de uñas de mala calidad reseca las uñas y las vuelve débiles.
- Si la cutícula no es muy grande, es preferible que la empujes con un palito de naranjo. Sin embargo, si es abundante, deberás cortarla.
- No olvides hidratar las cutículas con aceites específicos, ricos en vitamina E.

Mi rutina habitual.

Soy de las chicas que piensan que sus uñas son su principal carta de presentación. Me fijo mucho, muchísimo, en las uñas, ya que creo que dicen mucho de la persona.
ODIO la "nueva moda", esa en la que se lleva el centro de la uña pintado y el resto sin pintar, como si no existiese el quitaesmaltes, como si hiciese siglos que no te cortas las uñas, que no te las limas o, peor aún, que no te las limpias. O llevo las uñas pintadas, o las llevo sin pintar, pero a medias...NUNCA. Es obvio, como a toda hija de buena vecina, que de vez en cuando se me pela una esquinita, o se me levanta una capa de la uña y el esmalte cobra vida cual saltamontes. No pasa nada, quitaesmaltes, lima, y hasta la siguiente sesión (definición de sesión: en mi caso, dícese del día, la hora, o el minuto, en que tengo tiempo para hacerme una manicura decente).
Es por eso que no me vale cortarme las uñas, pintarlas, y ya. Me encanta mimarlas, cuidarlas, tanto o más como mimar cualquier otra parte de mi cuerpo.
No digo que mi rutina sea la ideal, ni que los productos que utilice sean, en todo caso, los acertados, pero a mí me salvan de más de un apuro, y me gustaría compartir con vosotras lo poquito que sé, que he ido aprendiendo con el paso de los años, o que me han ido enseñando.
Here we go...

Productos empleados esta semana

- Nail Polish Remover, Summer Edition, Essence. (Lo estreno, antes tenía el de coco, que no es que oliera a coco, pero cuidaba las uñas, las desmaquillaba con facilidad, me duró bastante y me encantó.)
- Nail Polish Corrector Pencil, Essence.
- Nail & Cuticle Scrub & Cream, Astor.
- Lima 4 pasos. Better.
- Esmalte de uñas, I love Berlín, Essence.
- Top Coat, Gel Look, Kiko.

Pasos que sigo a la hora de hacerme la manicura.

- Elimina el esmalte de tu manicura anterior con discos de algodón empapados en suficiente quitaesmalte. Repite el paso tantas veces como necesites hasta eliminar totalmente los restos de esmalte.
- Para los bordes laterales de las uñas, puedes utilizar un lápiz corrector. El que yo utilizo trae tres puntas de repuesto, es muy preciso y huele a chicle. Otra opción, si prefieres ahorrar, es poner una puntita de algodón en la punta de un palillo dental, e impregnarla en quitaesmalte.
- Recorta tus uñas, si lo necesitas, con cuidado de no excederte y, posteriormente, límalas cuidadosamente para darles la forma que desees (cuadrada, redondeada...). No olvides limar las esquinas! evitarás que se te claven, y darás una forma más precisa a tus uñas.
- Si tienes las uñas algo estropeadas, puedes utilizar una lima con varios pasos, que te permitirá pulir toda la superficie de tu uña y abrillantarla.
- Exfolia tus uñas y cutículas con un gel exfoliante o crema para cutículas.
- Hidrata tus uñas con aceites esenciales o cremas especiales, ricas en vitamina E ¡Recuerda!
- Puedes aplicar una fina capa de esmalte endurecedor, que protegerá tu uña, al mismo tiempo que la ayudará a crecer fuerte.
- Pinta tus uñas del color que más te guste, aplicando una o dos capas, las que sean necesarias hasta alcanzar la cobertura deseada (soy partidaria de aplicar, siempre, dos capas, a no ser que el esmalte sea demasiado cubriente como para dejarlo en una sola capa).
- Aplica una Top Coat, que te ayudará a mantener las uñas intactas por más tiempo, ya que endurecerá la capa de esmalte y éste saltará con menos facilidad. En mi caso, te presento una Top Coat efecto uñas postizas que me encanta.
- Si tienes prisa, puedes aplicar un spray secante de uñas.

Y una vez soltado todo este rollo, si todavía sigues despierta, te presento el acabado de mi manicura semanal, junto con mi nueva joyita de la corona: la lima abrillantadora en cuatro pasos de Kiko.






Hasta la próxima!

martes, 15 de noviembre de 2011

De regreso (parte II)

A este paso se me olvida cómo se escribe...
Cada vez que lo hago, ha pasado un mundo desde la vez anterior, lo sé.
He de reconocer, que hacía más de un mes que no me pasaba por aquí, pero he entrado para ver qué se cocía en el gallinero, y veo que...mis doce seguidoras siguen ahí, fieles, incondicionales. Y casi, casi, mil visitas.
He creído que es motivo de celebración más que suficiente. Celebración en honor a vuestra santa paciencia, la suficiente y más para no borrarme de vuestros favoritos. Celebración en honor a mis primeras mil visitas, las primeras, de las que espero sean millones de visitas más. (Tsh! a este paso...darán tu blog por abandonado).
¿Novedades? Seh! vuelvo con mis poti-entradas!. Me he vuelto loca, lo sé. De remate. Pero volveré a subiros opiniones personales sobre productos de cosmética, ideas de looks, tanto diurnos, como nocturnos y , cómo no, unas Navidades más, os acompañaré con las propuestas más suculentas para vuestros outfits navideños.
En resumidas cuentas, me complace comunicaros que NO OS LIBRAREIS TAN FACILMENTE DE MI!, así como mi regreso, estoy de vuelta y con las pilas más cargadas que nunca.
Que tiemble la blogosfera!.
No son horas, por hoy ya está bien, pero no quiero despedirme sin daros las gracias, mil y una veces más, por seguir ahí, por leerme, por visitar mi blog. Gracias, Gracias, GRACIAS!
Después de un día duro, movidito, agotador y bastante triste (aunque suene contradictorio, este tipo de días son los que me animan a seguir escribiendo), y con el estómago jorobando y dando vueltas a modo de centrifugado express, me despido hasta mañana, con ardor, sueño y una manzana! (para que no se diga, que la chica no es original...)
Dulces y presumidos sueños!

lunes, 12 de septiembre de 2011

→ Después de tanto tiempo...

Una larga ausencia, lo sé.
Quizá lo necesitaba.
Quizá, simplemente, no me quedaba otra opción.
O quizá, mi vida se ha convertido en trabajo, estudios y crianza.
Demasiadas cosas que contar en tan poco espacio, en tan poco tiempo. La mayoría de ellas, sin importancia.
Me plantée cerrar el blog. ¿Motivo? demasiados recuerdos.
Cuando empecé esta andanza cibernética tenía una "familia", no quiero releer el pasado, no quiero recordarlo, me niego, me duele, me hiere, me enerva. ¿Lo más bonito?. Cuando empecé este blog, estaba embarazada del hombre que me robaría la vida y el corazón. Un hombrecito de casi dieciseis meses, que casi, casi, mide un metro a su corta edad.
Cuando empecé este blog, deseaba expresarme en el más puro anonimato, no tenía el más mínimo afán de protagonismo. Poco a poco, aparecisteis vosotras, mis doce fieles seguidoras.
Tengo un gran remordimiento por teneros tan abandonadas, pero, a pesar de todo, seguís ahí. Después de todo este tiempo sin dar señales de vida, sin pasarme por aquí, vuelvo a entrar y veo que seguís siguiéndome, así que, GRACIAS.
Prometo, a partir de ahora, en la medida de lo posible, mantener el blog más activo. El principal motivo, vosotras. Un motivo, aunque no secundario, me relaja escribir, lo que siento, lo que pienso, lo que vivo...
Necesitaba volver a hacerlo, y, una vez más, vosotras me animáis.
Mi vida ha cambiado mucho de unos meses a esta parte, poco a poco, os iré poniendo al día.
Un avance: la moda y el maquillaje quedan en un amplísimo tercer plano.

Besos a todas y todos quienes me seguís, y sobretodo, quienes me leeis :)

viernes, 27 de mayo de 2011

→ Hace un año...

Hace un año ingresaba en el hospital "La Fe" para finalizar mi embarazo.
Pasaban casi diez días de mi FPP y mi pequeño se negaba a salir de la tripa de mamá. Tras varios intentos, no hubo manera de que el inicio del parto fuera espontáneo.
Tenía cita a las nueve de la mañana con la ginecóloga en hospital de día. Pasé por monitores, apenas unas contracciones leves, bastante espaciadas.
Al entrar a la consulta, la doctora me miró y, directamente, preguntó:
- ¿Quieres ingresar ya?
Mi respuesta, era simple, directa, bastante clara, pero mi padre no estaba a mi lado. Volvía dos días más tarde de un viaje que atrasó para ver nacer a su nieto, pero al no ponerme de parto, no pudo retrasar más.
Le pregunté si podía esperar un par de días, a lo que me respondió que no, que llevaba bastantes días más de la cuenta y era un riesgo tanto para mí como para mi bebé.
Su pregunta se convirtió en una afirmación. Apenas tuve tiempo de despedirme de mi madre, me bajaron a urgencias directamente, por donde iba a efecturar el ingreso.
Estaba rodeada de mujeres, la mayoría embarazadas, como yo. Una de ellas me preguntó si me iban a provocar el parto, afirmé. " Tienes carita de asustada, no tengas miedo, yo voy por el tercero". Tardaron bastante en atenderme, cerca de una hora, una de las más eternas que he vivido.
Todo pasó muy rápido desde el momento en que oí mi nombre por megafonía. Un cuestionario verbal bastante amplio, una exploración (de mil más que me esperaban), analítica, pijama y entrada a observación. Tras administrarme la primera medicación me contaron cómo evolucionaría en términos generales, estaría 12h con los monitores, sin poder moverme apenas, sin acompañantes, ni visitas, y si no me ponía de parto, subiría a planta (así fue). Al día siguiente, empezarían con la oxitocina, que definitivamente me pondría de parto (se les olvidó mencionar que quizá no lo hiciera...). Ni una puñetera contracción subida de tono. Me trasladaron a planta cerca de las 21h, ducha + preparación para bajar a dilatación a las ocho de la mañana del día siguiente. Fue imposible dormir, IMPOSIBLE. Visitas al baño, expulsión del tapón mucoso, deseos de ponerme de parto.
A las siete de la mañana empezaron las despedidas, sabía que la próxima vez que viera a mi madre, a mi padre (que estaba de viaje, con todo el dolor de su corazón), sería con mi hijo en brazos. Lloraba de alegría, miedo, incertidumbre, felicidad...mil sentimientos contrapuestos.
Tras entrar a dilatación empezó mi calvario. La oxitocina provocaba contracciones muy fuertes y dolorosas que no ayudaban a la dilatación. La epidural no se administra hasta los 3 cm de dilatación (terminología general). Monitorización interna, postrada en la cama. Sedante, quizá dormir me ayudase a dilatar. Al despertar, la matrona llamó al anestesista, llevaba 7h con la oxitocina pero no dilataba. Me pusieron la bendita epidural, BENDITA. A partir de ese momento todo pasó mucho más deprisa. Nunca borré cuello, nunca dilaté, pero sabía que el momento estaba cerca. 20.30h, me preparan para entrar en quirófano. Mil papeles que tengo que firmar sin tiempo de leer (ni tampoco ganas). 20.45h, el momento ha llegado. Tan solo media hora para abrazar a mi niño por primera vez. No tengo dolor, ni control sobre mis extremidades inferiores, pero noto cada movimiento de la ginecóloga, noto como sacan a mi pequeño. Le oigo llorar, un llanto hermoso.
- ¿Quieres ver a tu hijo?
Claro que quiero verle! es lo que llevo esperando cerca de diez meses...
Un momento inexplicable, cansancio, felicidad, sobretodo mucha felicidad, y también paz. Todo ha acabado. Me da pena pensarlo, el embarazo ha terminado. Ya no tengo mi "bola de billar" particular, ya no sentiré las pataditas de mi bebé. Tampoco tendré ataques de ciática, ni ganas de visitar el baño incontroladas, ni náuseas, adiós al Caribán.
Pocos minutos más tarde, me devuelven a mi niño, ya limpito, vestidito y envueltito en una mantita blanca. Se acurruca en mis brazos, los brazos de una madre destrozada, pero feliz, alegre, la ya no tan adolescente más feliz del mundo. Me mira, una mirada fija, sincera, inocente, llena de amor. Sabe que soy su mamá, sabe que siempre será mi pequeño, sabe que, desde ese mismo momento, empiezo a vivir por él y para él, mi corazón es suyo, y mi vida. Lo es todo para mí.
Tras cinco días en el hospital, volvemos a casa sanos y salvos. Empieza la aventura, la aventura de la maternidad, la aventura de la vida. Crear vida, regalar vida, vivir la vida junto a lo más hermoso que puede regalarle sea quien sea quien gobierne nuestra existencia.
Empezó siendo una aventura de tres, para acabar siendo una familia de dos (+2), una madre, un hijo y unos abuelos maravillosos. Ningún sufrimiento pasado importa ya, cada cual elige su destino, y mi destino, mi decisión y mi forma de vida es mi hijo.
Puedo decir feliz, alegre y orgullosa, que dentro de 48h mi bebé deja de ser un bebé, en realidad hace ya tiempo que empezó a ser todo un hombrecito, para celebrar su primer cumpleaños.
Me mira, le miro, y todo sufrimiento se convierte en alegría. El año más feliz de mi vida. Sólo siendo madre se descubre el verdadero significado del verbo amar.

Feliz cumpleaños, pequeñín. Un añito ya.
Te quiere, mami.

domingo, 13 de marzo de 2011

→ Closed

Cerrado por tiempo indefinido.

domingo, 6 de marzo de 2011

→ Cuidado de uñas

Me despido hasta la semana próxima con un tema que nunca he tratado y que considero esencial: el cuidado de uñas semanal.
Normalmente, suelo llevar las uñas un pelín largas y pintadas en tonos oscuros y cubrientes, pero cuando trabajo esto es imposible, ya que me duran en condiciones cero coma, debido a la cantidad de veces que me lavo y desinfecto las manos y el uso de guantes y productos varios.
Así que, los dos primeros pasos los repito semanalmente, independientemente de cómo me pinte o deje de pintar las uñas.
Paso 1 - Exfoliación de cutículas y céls. muertas
Para ello utilizo el exfoliante de Astor. Aplico una pequeña cantidad en cada uña y alrededores y masajeo suavemente durante unos segundos. Posteriormente, enjuago con agua tibia. Podéis dejar las manos sumergidas en agua unos minutitos.
Con este producto, vamos a eliminar cutículas y células muertas de la capa superior de nuestras uñas, haciendo que luzcan un aspecto más brillante y sano.
Paso 2 - Hidratación intensiva
Aplico una pequeña cantidad de la hidratante de uñas, también de Astor (es un kit de dos pasos, no recuerdo dónde lo compré porque tiene muchísimo tiempo, pero dura, y dura...). Masajeo brevemente hasta que, más o menos, el producto se ha absorbido. Digo más o menos porque en la uña siempre va a dar la sensación de que quedan restos, pero lo importante es que en los alrededores se haya absorbido.
Previo a este paso, podéis aplicar, con ayuda de un bastoncito, un poco de aceite de almendras (o aceite de oliva mismo, si preferís ser ahorrativas).
Con esto lo que haremos será hidratar y dar brillo a nuestras uñas.
Paso 3 - Cortado y limado (o limado, a secas). Podéis utilizar una lima en tres pasos, pero utilizando el sistema exfoliación/hidratación no lo veo necesario.
Paso 4 - Aplicación capa protectora/endurecedora
Paso 5 - Aplicación del color deseado

Bueno pues, he aquí cinco pasos para tener unas uñas perfectas en muy poco tiempo.
Espero que os haya gustado y con esto me despido deseandoos que paséis una buena semana.

sábado, 5 de marzo de 2011

→ Experiencia "I love..."


Como os comenté hace tiempo, tenía mono de probar el Coconut & Cream, de la colección I love...
Opté por la manteca corporal y vayamos al grano...
PROS -
Textura suave de rápida absorción
Hidratante
Envase circular con tapa de rosca (no me suelen gustar ni los dispensadores de grifo ni los dispensadores típicos de las cremas hidratantes en las que sale todo el producto a chorro y acaba todo el envase pringado)
CONTRAS-
Olor...abres la tapa y huele a coco, Malibú, super rico...pero pasan unos segundos tras aplicarlo sobre la piel y queda un olor inexplicable, a todo menos a coco...pasado un rato vuelves a oler a coco, ligeramente...y ese ligero olorcito agradable acompaña unas horas. El tema es que el cambio de olor no me convence, para nada...
No sé si será cosa mía, pero por lo que he leído, no soy la única persona a quien le pasa esto.

Repetiré...pero cambiaré de olor, a ver si hay más suerte. Mientras tanto, acabaré la que tengo.

→ Pequeños grandes detalles

Después de una semana de ausencia, estoy de regreso, pero solo por un par de días (y no porque yo lo hya decidido de esta manera). Entre semana no me queda tiempo ni ganas para actualizar, siendo sincera. Me levanto a las cinco de la mañana y el día que más pronto llego a casa lo hago a las cinco de la tarde. Siempre quedan pendientes mil cosas por hacer, más aparte, la ducha del peque, la cena del peque, arreglar las cosas para el día siguiente...mil movidas que hacen que a las diez de la noche esté cenada y a punto de rozar el cielo junto con mi almohada.
Pretendo seguir manteniendo las actualizaciones, aunque sea en fines de semana, al menos dos, una personal y una dedicada al mundo de la moda/maquillaje, básicamente como llevo haciéndolo hasta ahora. Me da mucha penita tener esto tan abandonado, pero será algo temporal, aunque espero que el contrato me dure mucho, mucho...con las bajas nunca se sabe, aunque la mía tiene pinta de ser muy corta, o ser muy larga (espero que sea lo segundo).

La vuelta al hospital fue rara, imaginaba que sería de otra forma, ni mejor ni peor, simplemente...de otra forma. Fue como volver a casa, como si nunca me hubiera ido de allí, algo así. Volver a ver a ciertas personas fue lo mejor, la alegría que llevan siempre encima, el sentido del humor, la amabilidad, como dice el título de esta entrada, pequeños grandes detalles que me hacen sonreir. Sin olvidar a mis compañeros de viaje, sin duda los mejores. E, otra persona de paso por mi vida. ¿Os acordáis de la entrada que dediqué al paso del tiempo, hablando de J?. Ahora J es historia, ahora quien está de paso es E. Eso sí, nunca olvidaré a J, me ayudó a salir de mi pozo sin fondo, sea como sea, se lo agradeceré siempre y le recordaré con una sonrisa.
Qué deciros de E...es una persona especial, quedan pocos tíos como él. Amable, dulce, atento...pero no os hagáis ilusiones, está pillado (todos los buenos están pillados o son gays, ya lo decía el anuncio de galletas). El simple hecho de tener una persona tan atenta a mi alrededor, siempre dispuesto a sonreir, me hace levantarme con una sonrisita de oreja a oreja. Llamadme tonta, si queréis, pero son pequeños grandes detalles en mi vida, una vez más.

Sé que tengo pendiente la última parte de mi relato, pero necesito descanso, tiempo e inspiración. Las dos primeras partes han gustado mucho, el resultado me gustó hasta a mí, y no quiero torcer el final de la historia, quiero que sea, por lo menos, igual de mágico que las otras dos partes. Por ello, os pido paciencia y tiempo, la leeréis, lo prometo, y será lo antes posible.

Por cierto, he perdido 2 kg esta semana, no está nada mal para ser el principio. ¿Cómo lo lleváis vosotr@s?

Pasad buen sábado. Besos!!

sábado, 26 de febrero de 2011

→ Review labios Essence.

Como la mayoría sabéis, recientemente me he hecho adicta a una marca de cosmética llamada Essence.
Es una marca cuya relación calidad/precio es más que alucinante, el producto más caro puede costar unos cuatro euros, para que os hagáis una idea.
Si estáis empezando en el mundo del maquillaje (no me refiero al terreno profesional, más bien al personal) es una línea de cosmética más que recomendable, ya que podéis probar diferentes productos o incluso diferentes formatos dentro de un mismo producto (gel eyeliner, eyeliner carbón, eyeliner de larga duración...) y decidir por vosotras mismas, y con un precio más que asequible, con qué producto os quedáis.
En esta ocasión voy a hablaros de los labiales en gloss, o brillo de labios, más comunmente conocido.
He aquí la lista de los que voy a comparar/analizar:

  • Nude XXL, Pure Beauty
  • Bálsamo, I love Berlín, Love this city
  • Glossy, Sparkling cherry, Toffee frapuccino & Pink dragonfruit

El Nude XXL ha sido mi última adquisición. La semana pasada, ya os comenté, descubrí un stand Essence en una perfumería de mi barrio, entré a fisgonear y no podía irme sin comprar nada...así que cayeron el eyeliner black carbon de la línea black&white, el longlasting eyeliner y el brillito en cuestión. Os voy a resumir lo que pienso en una sola expresión: me tiene enamorada.
El olor/sabor es super agradable, como a caramelo. El color me encanta, tiene un mínimo de brillo, lo justo para dar volumen al labio, esto es algo que me gusta ya que ODIO los glosses con exceso de purpurina.
La textura es super llevadera, nada pegajosa. El aplicador es sencillamente genial, un pincel completamente recto y plano.
¿Repetiré? SEGURO.

El Bálsamo de la colección I love Berlín ya lo mencioné hace un tiempo, lo compré teniendo la mosca detrás de la oreja, normalmente no he tenido buenas experiencias con este tipo de productos, bien sea por la calidad o por la (no) comodidad en su aplicación. Con este bálsamo cambié de idea. Textura fina, nada pastosa, me resulta hasta hidratante. Color natural, nada exagerado pese a abrir el tarrito y decir: OH MY GOD!!
Quizá el único contra que podría mencionar es el tamaño del tarrito, demasiado pequeño para mi gusto, o mis dedazos demasiado grandes...
¿Repetiré? Probablemente sí.

Los glossy lipbalm son geniales, sea cual sea vuestra elección. No me voy a enrollar más porque sé que todas queremos opiniones breves y concisas. Me encantan, no hay más vuelta de hoja.
De todos los olores/sabores me quedo con el toffee frapuccino, ya que el pink dragonfruit apenas me huele a nada y el sparkling cherry me resulta un pelín dulzón.
El toffee es como muy acaramelado, una mezcla entre caramelo y café, me encanta. Del dragonfruit no puedo deciros nada porque es tan leve que apenas puedo distinguirlo y el cherry es el típico labial de fresa/cereza, me resulta bastante parecido a un brillo de Deliplús, solo que el color de Essence es más bonito.

Espero que os haya gustado este pequeño review que tenía preparado. Hasta el próximo poti-post!!

viernes, 25 de febrero de 2011

→ Vuelta al curro

Después de cuatro meses en paro, puedo decir orgullosa y con una sonrisa de oreja a oreja que el lunes VUELVO A TRABAJAR!!!
En el mismo hospital que el verano pasado y en el mismo servicio: microbiología.
Tal como está el país, lo último que esperaba era un contrato. Siendo realista, soy MUY joven, mi experiencia es muy relativa (bastante amplia para mi edad, pero no la suficiente, por desgracia) y por ello estoy resignada a contratos eventuales de verano.
Gracias a oportunidades como esta, mi moral y mis ganas de prepararme la oposición se ven acentuadas.
En fín, que desde el Lunes y por un periodo de tiempo indefinido (y ojalá que sea laaaaaargo) el blog se verá un pelín paralizado.
Voy a aprovechar el fín de semana para ver si puedo colgar un par de post sobre productos Essence que tenía preparados (ayer descubrí que las perfumerías Tisery tienen stand, casi me da un jamacuco)

Finalmente, quiero agradecer la enorme acogida que está teniendo el relato sobre mi embarazo, me alegro de todo corazón de que os guste y realmente sea capaz de transmitiros todo lo que siento. Prontito tendréis el desenlace, a poder ser antes del Lunes, aunque no prometo nada. Lo bueno se hace esperar, ya sabéis....

jueves, 24 de febrero de 2011

→ Dietas y masoquismo

El Martes fuí a un nutricionista. Al fín me decidí.
La única forma de cuidar mi alimentación es tener a alguien controlandome, dándome una pauta, agarrarme los machos, fuerza y valor, pero sobretodo, tener a alguien indicándome por dónde debo ir en cada momento.
Hace ya tiempo estuve en manos de un nutricionista especializado en dietas hiperproteicas. El resultado, en un primer momento, fue más que satisfactorio. Diez kg menos en dos meses, nada de hambre. Cuando dejé la hiperproteica, otro gallo cantó. Gané lo que había perdido (x2) en un abrir y cerrar de ojos.
Así que, dado el sablazo que me metieron y el pésimo resultado, esta vez he decidido cambiar de nutricionista.
Primera impresión: hombre agradable, no demasiado obsesivo. ODIO los nutricionistas que poco más y te sueltan que pareces una vaca, que pretenden que pierdas 5 kg en dos días y que mueras de hambre.
Su primera meta, bueno, mi primera meta, es cambiar los hábitos alimenticios: cinco comidas al día, cinco "poquitos" basados en frutas, verduras y pescados y carnes a la plancha. Basada en una dieta hipocalórica pero sin contar calorías, por ahora.
Pasaré revisión cada semana, y me cambiará la dieta semanal/quincenalmente.
Esta vez me lo he propuesto, la definitiva, operación bikini (espero que sea el último año en mucho tiempo que la haga).
¿Alguien más se anima a remodelar su figura conmigo?
Ah, no olvidemos el gimnasio...porque si no quemamos calorías, por poco que comamos, vamos a quedarnos igual que estamos...

Semana 1.
Peso de partida - 79,100 kg
Peso perdido desde la cesarea - 10 kg
Primera meta - 70 kg (-10 kg)

martes, 22 de febrero de 2011

→ Mi embarazo (parte 2/3)

El día que marcó el principio del segundo trimestre de mi embarazo sin lugar a dudas fue el dos de Diciembre.
Un día eterno, feliz y triste, para recordar, tanto en lo bueno como en lo malo.
Mi fiel compañero de hazañas, a sus catorce añitos de vida, decide abandonar la familia. Se ha puesto muy enfermo y no queda otra opción: hay que sacrificarlo.
Mientras voy al punto de encuentro con A para acudir a la consulta de ginecología, mi padre lleva a mi perrín a sacrificar. Es una sensación rara, triste, nerviosa, feliz...19h, al fín voy a saber qué eres, garbancito.
A partir de aquí, empieza la segunda parte de esta historia. Acomódense, tengan un vaso de agua o refresco cerca, quizá unas palomitas también. Otro pequeño fragmento de los nueve meses más decisivos e importantes de mi vida dedicado a todos mis lectores y lectoras.
Otro chico más en la familia, eso es lo único que significa T para la familia política. Por el contrario, para mi familia (sin lugar a dudas, su única familia) es una bendición, un nieto, un sobrino, una VIDA en camino. Un trozo de su hija, nieta y sobrina, de mí.
Empiezan las peleas con A, cada vez decisiones más importantes que tomar, cada vez el dinero hace más estragos en nuestra vida como pareja, en nuestra no-convivencia (y menos mal que no la hay), cada vez Sr. papá pone más problemas en todo.
Han pasado dos meses desde que me desvelaron el sexo de mi bebé, desde que aquella pequeña barriguita sobresaliente con aspecto fofo y blandengue asomaba a través de mi ropa ajustada. Ahora es una barrigota en toda regla, consistente. Pesa y estira. No paro de huntarle crema, como si de abrillantar una bola de billar se tratase.
Catorce de Febrero, San Valentín, bonita fecha para los enamorados, odiosa para las medias naranjas exprimidas. Un ramo con ocho rosas color rojo pasión y tan vivas como la vida misma llama a mi puerta. Una tarjeta conmovedora: Una rosa por cada mes que he pasado a tu lado. Os quiero. Qué ingenua fuí de creer las letras que bailaban sobre ese trozo de cartulina, no podía ni imaginar que, unos meses después, no quedaría nada de ese amor.
Marzo, llega la primavera y con ella el último acelerón en los preparativos para la llegada de T. Importantes decisiones que tomar. La habitación, la bolsa del hospital... cada detalle es importante para mí. Cambio los muebles mil veces de sitio. Los cajones de la cómoda parece que tengan vida propia, creo que he perdido la cuenta de las veces que he cambiado la ropa de sitio. He hecho y desecho la bolsa del hospital como unas diez veces, ¿demasiada ropa de abrigo?,¿demasiada ropa de entretiempo?.
Cada vez empiezo a estar más cansada, ataques de ciática empiezan y me acompañarán hasta el final de mi embarazo, si esto me parece poco debería ir agarrándome bien los machos...
Cada vez la barriga empieza a pesar más, empiezo a ganar peso con mayor rapidez, presiento que tardaré poco en dejar de hacer ciertas cosas por mí misma.
Cada vez noto más movimientos de T, patadas, hipo, otros son indescriptibles, una especie de remolino dando vueltas por mi vientre, mariposas revoloteando por mis adentros.
Empiezan a quedar en el olvido las nauseas, los ataques de hambre voraz y algún que otro síntoma que todavía me acompañaba desde el principio.
Estoy embarazada de casi siete meses y los nervios e incertidumbre me invaden. ¿Cómo será mi parto?,¿Qué será de mi vida como madre?,¿Estaré a la altura de las circunstancias?.Preguntas que obtendrían su respuesta en un periodo máximo de tres meses.
Es tan evidente que estoy embarazada que sería imposible evitarlo ni aun queriendo. La gente parlotea, rumorea, juzga, critica, algunos incluso alaban.
Yo, por mi parte, muchos días sigo mirándome al espejo y preguntándome ¿estoy embarazada de verdad?. Suena raro, pero a veces no termino de creermelo.

No puedo terminar esta parte de mi relato sin mencionar a mis niñas del foro (no dejaré enlace por respeto a la intimidad de todas y cada una de nosotras), esas chicas embarazadas, como yo, que me han estado acompañando durante los nueve meses más importantes de mi vida y que siguen haciéndolo a día de hoy como si fuera el primer día. Esas desconocidas con las que he compartido tantas historias e intimidades. Esas barriguitas con las que he enlazado unos lazos tan estrechos desde la red. Esas personas a las que me gustaría tener el placer de conocer personalmente.
Podría mencionaros a todas y cada una de ellas, pero no son pocas, y dedicarles un solo renglón me parecería quedarme demasiado corta.
Solo os puedo decir que hay un rincón en la red que alberga toda mi historia, una historia para imprimir y guardar en papel para siempre. Una historia compartida, rodeada de otras miles de historias para recordar.
Puedo afirmar con orgullo que he hecho GRANDES AMIGAS a lo largo de este tiempo por internet.
Y puedo asegurar que, pase lo que pase, aunque el tiempo no acompañe, las recuerdo y recordaré a diario a todas y cada una de ellas, y a todos y cada uno de mis ciber-sobrinitos y sobrinitas.
GRACIAS A TODAS MIS GORDIS por haber compartido algo tan personal y tan bonito, por haberme hecho sentir cómoda, y no una adolescente embarazada e irresponsable, como muchas otras personas me hicieron sentir, gracias por haberme dado el apoyo que el padre de mi hijo no me supo (o no quiso) dar, gracias por haberme hecho sentir que cada dolor era un segundo menos para tener a mi hijo en brazos, gracias por haber hecho que mis 48h de parto hayan sido preciosas, pese a todos los dolores y complicaciones, pensando que vosotras estábais pasando por lo mismo, pensando que vosotras estábais ahí, a mi lado, lejos pero a mi lado, gracias por haber sido mi punto de encuentro, de desahogo, por las risas, las cuentas recesivas, las emociones...
Podría seguir así unos cuantos miles de renglones más, porque os estaré eternamente agradecida.
Finalmente, lo más importante: GRACIAS por seguir a mi lado. GRACIAS por vuestra amistad.
Sé que vosotras, especialmente, estábais esperando esta parte del relato. Espero que la disfrutéis reviviéndola, la he escrito con el mismo cariño y emoción con que lo hice en su momento.

Próximamente, el desenlace.

domingo, 20 de febrero de 2011

→ Agradecimiento

Esta entrada es simplemente un agradecimiento para todas y todos los lectores de este blog.
A día de hoy, ya son diez seguidores públicos, pero sé que hay otros muchos seguidores que no forman parte de Blogger, como son mis niñas del foro, que me animan contínuamente a seguir con esta aventura, que me piden consejitos, que me apoyan...así que,a todos vosotros y vosotras, tanto a los que lo habéis hecho público como a los que no, mil gracias, de verdad. Empecé este blog como algo pasajero, como una bitácora de a bordo del final de mi embarazo, sabiendo que, por aquel entonces, nadie me leería, aunque me daba lo mismo, sinceramente, no buscaba lectores, buscaba el desahogo personal. Ahora sé que, cada vez que escribo, estáis ahí, esperando la actualización del blog, leyéndome, lo cual me anima cada día más a seguir con esta aventura.
Así que, a todos vosotros, muchas gracias por hacer que este blog vaya cobrando vida!!

jueves, 17 de febrero de 2011

→ Mi embarazo (parte 1/3)

Doce de Septiembre de 2009, a dos días de la regla, debería bajarme, pero tengo el presentimiento de que no lo hará.
No sé cómo explicarlo, es algo raro. Llevo varias noches soñando que estoy embarazada.
Hacía un par de meses, quizá tres, que había dejado las pastillas anticonceptivas. Las tomaba por motivos hormonales, siempre he tenido desajustes importantes. Las llevaba tomando cerca de siete años consecutivos.
Una conversación, no sé bien cómo ni por qué motivo, en la que, quien pasará a ser mi ex (y padre de mi hijo) y yo hablamos de nuestro futuro, llevamos poco tiempo juntos, pero nos planteamos un futuro, quizá no tan lejano como parece. Nos encantan los niños, quizá estaría bien tener uno (lapsus mental, unas horas más tarde decidimos que es una locura).
Tres días de retraso. Suelo ser puntual como un reloj. Debería hacerme un test casero, pero A cree que es demasiado pronto. Aún así, voy a la farmacia, compro uno y decido hacérmelo.
Esperamos a que mi suegra se vaya de casa, es temprano, apenas medio día. Sería mejor esperar a tomar la primera orina de la mañana, pero no lo hago.
Intentando autoconvencerme de que todo lo que he sentido hasta ahora no son más que presentimientos insulsos, pensando que estoy teniendo los mismos síntomas de todos los meses, solo que, esta vez no baja (ni lo hará).
Dejo el test sobre la mesa. Intento distraerme con la pantalla del ordenador mientras pasan los 3-5 minutos de rigor. A y yo apenas nos dirigimos la palabra, únicamente nos miramos.S
Sigo intentando autoconvencerme, quizá evitando el pánico que me empieza a invadir. Es imposible. No pueso estar embarazada. No puedo, no lo estoy...
No han pasado ni dos minutos (no puedo evitar mirar la esquina inferior derecha en la pantalla del MAC). Miro hacia la ventana de resultados del test. Una ralla clara, intensa. Y una sombra que empieza a aparecer. Dirijo la mirada hacia otro lado, apenas unos segundos, acongojada, esperando no ver lo mismo que acabo de ver cuando vuelva a detener mi mirada en la ventana de resultados. Lo vuelvo a hacer. Ahora hay dos rallas, prácticamente igual de intensas.
A sigue perdiendo la mirada en la pantalla del ordenador. Empiezo a temblar, no puedo ni hablar.
"No puede ser". Me mira. Me tiemblan hasta los labios. "Estás embarazada" me digo a mí misma al mismo tiempo que A lo afirma en voz alta. ¿Ha aparecido la segunda rallita?. Díme que no.
Pero no fue capaz de hacerlo, la veía tan claramente como yo.
"Haremos lo que tú quieras, si quieres, lo tendremos, si no..." . No sé qué responder. Rompo a llorar. No hago nada más. Solo abrazo a A, y lloro.
"Ahora mismo no sé ni lo que quiero, siento alegría, agobio..."
Soy incapaz de probar bocado. Esa misma tarde hablamos con mis padres.
Entro por la puerta de casa, mi cara parece un cuadro de Picasso. Mi chico se esconde detrás de mí, buscando alguna cacerola con la que protegerse los huevos (hablando mal y claro).
"Tenemos que deciros algo". Mis padres se miran, nos miran. No sé por dónde empezar, ni qué decir.
Mi madre lo hace todo mucho más fácil. "Estás embarazada" exclama. Dios, lo estoy, pero ¿cómo puede saberlo?
Rompo de nuevo a llorar. Mi padre me abraza. Mi madre me besa. Intentan calmarme "No pasa nada, es una alegría para nosotros, un bebé en la familia, hace mucho que no pasa algo así"
Mi padre está contento: conocerá a su niet@. Está enfermo, así que es una gran alegría para él, una buena noticia.
Mi madre me pregunta si he comido. No. Me prepara un sandwich. Tengo nauseas. Últimamente lo de las nauseas se repite bastante. "Son los primeros síntomas del embarazo", me explica.
La reacción de mi suegra no es tan buena. No es lo que ella quiere para su hijo (¿nuestro bebé?, ¿yo?, ¿ninguno de los dos?). Olvida, para variar, que A tiene treinta años, es lo suficientemente mayor como para decidir sobre su vida. Tiempo más tarde, es el propio A quien lo olvida.
Llamo a la consulta de ginecología. Quiero pedir cita. La enfermera me pregunta por mí FUR.
"Te daré cita para dentro de dos semanas, así nos aseguramos de que ya estarás de siete semanas". Dos semanas eternas. Deseo ver a mi bebé.
Llega el día, quince de Octubre de 2009. Esa pequeña cosa con forma de habichuela es mi bebé. Tan pequeño que parece irreal, pero lo suficientemente grande para poder verlo. Su corazón está empezando a latir, pero le falta fuerza. Deberemos esperar una semana más hasta poder oir su pequeño corazoncito en acción. Indescriptible.
El segundo mes de embarazo transcurre entre "Enhorabuena, es algo precioso" y "Pero si aún eres muy joven". Cada cual hace sus propias elucubraciones. Mil historias en boca de la gente. Me da igual.
Mientras tanto, Octubre y Noviembre son los meses más largos de mi vida. Me paso el día con dolor de estómago, nauseas, somnolienta. Parece que no soy humana. Apenas tengo barriga ¿estaré embarazada de verdad?. Sí, esa pequeña habichuela de la eco es mi bebé, no hay lugar a dudas.
Deseo que llegue el dos de Diciembre. Me dirán el sexo de mi bebé.
Los trucos de la abuela, cucharas y tenedores bajo cojines sobre los cuales debo sentarme, cadenas en movimiento que se mueven de lado a lado, o bien formando círculos, tablas chinas, indias, apuestas de la gente según la forma de mi barriga (sí, empieza a notarse un pequeño bultito en mi vientre). Todo apunta a que será una niña. Se llamará Lola.
Llega el gran día. Triste y feliz a la vez. Feliz por saber el sexo de mi bebé, triste porque mi perrito de catorce años está muy malito. Finalmente hay que sacrificarle. Tan solo una hora después, 19:00 pm, y con lágrimas en los ojos y una entrecruzada de sentimientos, descubro que mi bebé no es una niña, es un niño sano y enorme.
Peleas sobre el nombre. Llegamos a un acuerdo. Se llamará como mi padre.(...)


Si os ha gustado el comienzo de mi historia, os aconsejo que no os perdáis los dos últimos capítulos. Es imposible narrarla toda de una, demasiados detalles y sentimientos me vienen a la mente. Quiero hacerlo bien, quiero transmitiros al máximo posible lo que viví en cada momento. Por eso he preferido hacerlo en tres partes. Los tres trimestres del embarazo.

* Próximo capítulo: 3-6 meses de embarazo. El comienzo de los preparativos.

→ Pedido Maquillalia Febrero

En realidad, este mes han sido dos pedidos consecutivos, tan sencillo como pedirlo todo en uno y no pagar por duplicado los gastos de envío, ¿no?. Pues no, han sido dos (cosas de ser yo).
Del primero creo que ni os hablé, lo mencioné en la lista de "post pendientes del mes" o "propósitos que nunca cumpliré pero que me gustaría compartir con vosotros", en fín...
Bien pues, vamos allá...

- Poticompras Febrero -

  • Esmalte de uñas bactericida, para pedicura, " Show your feet", en tono Divalicious red.
  • Esmalte escudo diamante, Essence
  • Jumbo en tono lavender, NYX
  • Parches anti-espinillas, Pure Skin, Essence.
  • Gel anti-espinillas, Pure Skin, Essence.
  • Máscara de pestañas, false lashes, Essence.
  • Glossy lipbalm, Pink dragonfruit, Essence.
  • Glossy lipbalm, Sparkling cherry, Essence.
  • Labial NYX, en tono Indian Pink.
  • Labial NYX, en tono Strawberry Milk.
  • Esmalte de uñas, Coral, Eyeko.
  • Quitaesmaltes hidratante, Essence.
  • Gloss, Primrose Hill, Eyeko. (Este último fue un pedido a ASOS)
Sí, la verdad que por este mes ya voy servidita...para el mes que viene (y espero que esta sea la vencida) me gustaría repetir con un pedido a AVON, que he visto un par de cositas que tienen muy buena pinta.
Se aceptan opiniones sobre los productos antes mencionados, yo daré la mía propia cuando los pruebe.

miércoles, 16 de febrero de 2011

→ El alma está en el cerebro

Verano de 2010, en el tren, a eso de las 6:00 am, acompañanda por un compañero de trabajo, patólogo, preparándose para sus oposiciones, siempre estudiando, siempre leyendo, siempre con el netbook bajo el brazo.
- ¿Qué lees?
- Un libro que me regalaron por mi cumpleaños, uno de tantos. Es un ensayo, me gustan los ensayos.
Me lee un par de fragmentos, explica con pelos y señales cada una de las palabrejas que inundan su lectura.
- Parece interesante
- Lo es. Es la explicación a cada una de nuestras emociones, la explicación al reflejo riéte y me reiré contigo, la explicación a demasiadas cosas que parecen no tenerla.
Desde ese día, me enamoré de El alma está en el cerebro.
Aunque todavía no he tenido tiempo, espero leerlo en breves. Lo ando buscando por internet, en PDF o algo similar, para poder leerlo desde aquí, directamente, sin necesidad de traslado a la librería, tiempo más bien me falta del que me pudiera sobrar...(muy a mi pesar)

Empecé a pensar, a darle vueltas (quienes me seguís, ya sabéis que mi cabeza es como una esponja con un serio complejo de noria), a creer que la realidad en sí no existe, sinó que la construímos nosotros mismos. Nosotros, y nadie más, somos dueños de nuestra realidad. Decidimos desde que tenemos uso de razón, a cada instante, sin darnos cuenta, tomamos decisiones, unas más importantes que otras, pero decisiones, al fin y al cabo...
El color del vestido que vamos a llevar puesto, si coger el bus o el metro, si tomar un café o un zumo...cada segundo de nuestras vidas está formado y supeditado a nuestras decisiones personales e intransferibles.
Que hay un tercer mundo es una realidad, pero ¿podría dejar de serlo?. Obviamente la respuesta es SI. ¿Cuándo?. El día en que la humanidad DECIDA ser más solidaria y menos materialista. La humanidad al completo. Dos personas no mueven el mundo, veinte millones de personas probablemente sí lo harían.
Hay cosas que nunca deberíamos aprender, pero que nos enseñan desde pequeños. Ojalá pudiéramos DECIDIR lo que queremos aprender y lo que no. Por desgracia, la capacidad de decisión, la adquirimos al mismo tiempo que el uso de razón.
Nos educan según unas normas básicas, nos educan para ser autosuficientes, únicos...pero aquí viene la gran pregunta ¿deberían educarnos emocionalmente?. Me hubiera gustado poder tomar la DECISION, desde bien pequeña, sobre cuáles eran los valores que quería aprender, y cuales desechar directamente en el cubo de la basura. Nos enseñan a ser egoístas, materialistas, aún sin quererlo.
¿Qué es lo que nos hace felices?. Quizá sea el poder de tomar DECISIONES adecuadas a cada momento.
Hoy DECIDO merendar una manzana, en lugar de un bocadillo, leer un rato, en lugar de ver la televisión, estudiar, en lugar de ir de botellón, lanzarme a la vida, en lugar de quedarme con la duda de "y si..." , nadar en un mar de sentimientos, en lugar de evitar demostrar lo que siento a cada instante, hacer un poco de deporte, en lugar de quedarme sentada frente al ordenador, ayudar a quien me necesita, en lugar de darles la espalda, ser sincera, en lugar de ocultar la realidad.
Hoy DECIDO YO.

Todo esto os puede resultar una rallada enorme, pero creo que tiene un gran sentido, que el motor de nuestras vidas son nuestras decisiones, y que la realidad, NUESTRA realidad, está fundamentada en ellas principalmente.
Tiene sentido que nuestra alma esté en nuestro cerebro, siempre nos dicen que nos dejemos guiar por el corazón y dejemos a un lado a nuestra cabeza, pero ¿es eso posible?
Creo que nuestro cerebro y nuestro corazón tienen lazos excesivamente unidos, quizá tan unidos que realmente son un todo en uno. Te quiero, porque pienso que eres la persona con la que deseo pasar el resto de mi vida, porque creo que mereces la pena, porque eres detallista...Todo está en nuestra cabeza, creemos que alguien es detallista porque PENSAMOS en todo lo que nos ha regalado, creemos que alguien merece la pena porque PENSAMOS en todo lo que ha hecho por nosotros, creemos que alguien es nuestra media naranja porque PENSAMOS que no somos capaces de concibir nuestra vida sin esa persona a nuestro lado.
Curioso todo lo que puede albergar un TE QUIERO ¿verdad?

→ Historia de un último beso

I still remember the look on your face, lit through the darkness at 1:58, the words that u whispered for just us to know, u told me u loved me, so what did u go away?
I do recall now the smell of the rain, fresh on the pavement, I ran off the plane...That July 9th, the beat of your heart, It jumps through ur shirt, I can still feel ur arms.
But now I go sit on the floor, wearing ur clothes, all that I know is that I don't know how to be something u miss, never though we'd have a last kiss, never imagined we'd end like this...ur name, forever the name on my lips...
I do remember the swing in ur step, the life of the party, ur showing off again, and I roll my eyes and then u pull me in, I'm not much for dancing but for u I did, because I love ur handshake, me and my father, I love how u walk with ur hands in ur pockets, how u kiss me when I was in the middle of saying something, there's not a day when I don't miss those rude interruptions...
So I'll watch u like in pictures, like I used to watch u sleep, and I feel u forget me, like I used to feel u breath, and I keep up with ur old friends just to ask them how u'r, hope it's nice where u are...
And I hope the sun shines, and it's a beautiful day, and something reminds u, you wish you had stayed, u can plan for a change in the weather and town, but I never planned on u changing ur mind.
So I'll go sit on the floor, wearing your clothes, all that I know is that I don't know how to be someting u miss, never though we'd a last kiss, never imagined we'd end like this, your name, forever the name on my lips, just like our last kiss...

martes, 15 de febrero de 2011

→ De paso por la vida

Ya soy conductora, sí, ya tengo mi L, mi carnet...en mi caso,a la tercera a ido la vencida (y bien merecida, porque la segunda vez me suspendieron más por jorobar que por otra cosa, pero bueno, no voy a entrar en ese tema).
Estoy feliz, muy contenta, llena de emociones, alegría, incredulidad, algo de pánico a coger un nuevo coche sola...pero feliz.
Todo esto me ha dado qué pensar sobre el paso de las personas por nuestras vidas. Mi profesor, J, ha sido un sol desde el primer momento. Recuerdo cuando fui a apuntarme para comenzar con las prácticas, meses después de haber aprobado el teórico, él entraba por la puerta y le dijeron "esta va a ser tu nueva alumna, hará las prácticas contigo". He de reconocer que en ese momento me pareció un poco palo, un poco chulo y un poco pasota...tampoco es que cruzase demasiadas palabras con él, nada más allá de lo justo para quedar. Un par de días después, empecé con la odisea en el mundo de la circulación, recuerdo que, nada más verme, se presentó "Hola, soy J, encantado"
A raíz de ahí, nos vimos prácticamente todos los días, hasta el primer examen (que suspendí, por saltarme un ceda el paso) a partir del cual nos veíamos menos, hacía menos prácticas, únicamente la zona de examen. El hecho de ver todos los días a alguien hace que le cojas confianza, que acabes contando cosas que, como él mismo lo define " cosas que no contarían ni a sus parejas, ni a sus familiares, ni a sus amigos" y añado yo "por miedo a ser juzgados gratuitamente". Afirmaba coger confianza con muchos de sus alumnos (y los alumnos con él), necesitar ver caras nuevas con frecuencia, que aprobásemos pronto, ya se sabe que la confianza da asco, y no se enseña igual cuando no tienes confianza que cuando sí la tienes.
En mi caso han sido tres meses y medio de palabrerío e intercambio de opiniones, la verdad es que de su vida privada apenas me habló, pero haber conocido a alguien como él me sirvió de gran apoyo para superar la ruptura con el padre de mi hijo.
¿Qué deciros de él? 30 y pocos años, creo recordar que 32, guapete, extrovertido, simpático, muy tranquilo...Según él soltero y sin hijos, según una servidora, casado y con un hijo (lo del hijo lo sé con certeza, y lo de casado, lo deduzco por el anillo de compromiso que lleva, no hace falta más) Me da igual su estado, su situación familiar, es alguien a quien ya no voy a volver a ver en la vida, pero que me ha ayudado mucho, aunque él no lo sepa. Muchas veces nos apoyamos en desconocidos por miedo a ser juzgados por nuestros conocidos y seres queridos, ese apoyo es el que nos hace salir adelante, ¿qué más me da lo que opine J? realmente te llega a dar lo mismo, pero siempre viene bien una opinión ajena al marrón mental o físico que llevas sobre la espalda.
Durante un tiempo tontee con él, tonteamos, ambos. Hablamos de tomar algo cuando aprobase, no le gusta quedar con las alumnas mientras lo son. Sinceramente, no creo que haya café ni ningún encuentro más allá de lo fortuito. Tampoco me preocupa, ahora intento rescatar mi relación con quien ahora es mi ex pareja y padre de mi hijo.
Simplemente me gusta observar, pensar...y pienso en la importancia de las personas que llegan a nuestras vidas por casualidad, se estancan en ella un cierto tiempo, nos aportan muchas cosas buenas, apoyo casi incondicional, y un poco más tarde, por el motivo que sea, se van, salen de nuestra vida, y aunque sigan siendo desconocidos, dejan huella, una huella que nunca se borrará. Siempre recordaremos a esas personas por la forma en la que llegaron a nosotros y por la forma en que se fueron de nuestra vida. Ya no están a nuestro alcance, pero seguimos pensando en ellas. El tiempo lo borra todo, pero nunca borra a quien nos ha ayudado, apoyado, a quien nos ha hecho sonreir y sentirnos bien después de mucho tiempo. A veces pienso si este sentimiento será mutuo, recíproco. Quizá sí, quizá no.
Sea como sea, J tiene mi teléfono, puede usarlo cuando quiera, o bien archivar mi ficha, borrarlo de la memoria del móvil y desaparecer definitivamente.
Yo también tengo el suyo, pero en mi caso prefiero dejarlo como está, en la memoria, sin usarlo.
Una persona que ha sido importante en mi vida a lo largo de estos últimos casi cuatro meses y ahora desaparece de ella (llámese J, en este caso)

Sí, me gusta mucho pensar, darle vueltas a las cosas, recordar momentos, pensar en que hubiera pasado sí...soy así y nunca voy a cambiar (tampoco quiero hacerlo)
Creo que él también me recordará, aunque solo sea por la castaña que me metí en la última práctica, justo antes de subir al coche, desaparecí en décimas de segundo y creo que aún duda si me levanté sola o fue una acción divina. Recordará a su chica del cuarto milenio. La chica que cantaba, se despistaba y se saltaba los Stop. La chica que le regaló un CD de Taylor Swift.
Como me dijo no hace demasiado..."vivo en este coche, y con todas las cosas que vivo en él podría escribir un libro"

domingo, 13 de febrero de 2011

→ Después de un pequeño abandono...

Tanto va el cántaro a la fuente...
Si antes me propongo seguir un "guión" como base para actualizar el blog más frecuentemente y con cierta cordura, si antes me propongo dedicar más tiempo a mi ciber-diario electrónico...antes encuentro un motivo para aparcarlo en el cajón durante una semana.
¿Qué pasa cuando el corazón prevalece sobre la cabeza? cuando sabes que, muy probablemente, algo que ya ha salido mal, vuelva a salir mal...cuando sabes que segundas oportunidades rara vez son buenas, pero aún así, después de una gran tormenta llena de disputas, faltas de respeto...te das cuenta de que sigues sintiendo algo por esa persona que te dio la vida, te la destrozó y ahora vuelve a ofrecértela en caja con lazo rojo?
Supongo que no es lo mismo una ruptura cuando no queda nada en común, que una ruptura cuando hay un hijo en común...He pasado tantas cosas a su lado, tan malas, pero también tan buenas...momentos inolvidables, un embarazo precioso, entrañable...Me he llevado lo mejor de mi vida, lo mejor de nuestra relación y lo mejor de todo, mi pequeño gran príncipe.
Supongo que, sin comerlo ni beberlo, sin pensarlo ni planearlo, le estoy dando esa oportunidad ya...
Estar con alguien sin estarlo, vaya paradoja ¿no?

Ah...Un poco irónico pero...Feliz San Valentín.
P.D - El año pasado me llegó un enorme ramo de rosas rojas con una nota que decía "una rosa por cada mes que he pasado a tu lado, os quiero" me gusta recordarlo, aunque los recuerdos, a veces, puedan herir como cuchillos.

domingo, 6 de febrero de 2011

→ Blake Lively






Curiosidades
Es la menor de cinco hermanos e hija de padres intérpretes.
Mantuvo una relación sentimental con Penn Badgley, compañero de reparto en Gossip Girl.
Apoyó la campaña presidencial de Obama.
Fanática de los bolsos, tiene unos sesenta en su poder, y del Guitar Hero.
Elegida como imagen de Chanel.

viernes, 4 de febrero de 2011

→ Previsión de entradas del mes

El mes pasado os hablaba de los propósitos de cada año nuevo, de que cada mes me fijaría unos nuevos propósitos, etc...
Pues hablando de Blogger y en relación a los blogs, refiriendome a mi incapacidad para actualizar con relativa asiduidad, me he fijado unas entradas "mínimas" mensuales, ello no quiere decir que si por equis motivo no pudiera, el objetivo se tenga que cumplir por narices...pero lo considero un patrón "base" a seguir, sobretodo porque muchas veces pienso "voy a hablar de..." y cuando llego a casa se me ha olvidado todo (Dememory). Sí, aunque no lo parezca, en numerosas ocasiones pienso en el blog, en lo que quiero escribir, lo que quiero expresar, lo que me gustaría mostrar...y digo eso de "aunque no lo parezca" porque he de reconocer que esto de llevar un blog se me da de p....pena.
También diré que, de todos los blogs que he tenido a lo largo de estos siete años (que no son pocos) es el que más está durando (y espero que dure, y dure...Duracell) y el que estoy actualizando con más frecuencia y orden, a pesar de ser la época de mi vida en la que menos tiempo dispongo (ni tiempo, ni paciencia).
Así que, allá voy con la lista de entradas programadas para el mes de Febrero...

  1. Blake Lively (me encanta su estilo, así que pretendo dedicarle una entrada, por insignificante que sea)
  2. Cuando el maquillaje juega malas pasadas (famosas que se pintan como puertas de carpintería)
  3. Essence, productos que adoro (que tengo, o me gustaría tener)
  4. Ke$ha y su antifaz de purpurina (no puedo evitarlo, tengo que hacer mención de ello, lo siento por sus fans)
  5. Depuración del organismo con Arkofluido (anunciado en Cuore Biuty y probado por la menda)
  6. Toallitas autobronceadoras, pros y contras (Comodynes versus Deliplús)
  7. Pedido del mes a Maquillalia (que ya lo tengo hecho, pero le dedicaré la entrada cuando me llegue)
  8. Taylor Momsen (otra famosa con un look que da de qué hablar)
  9. Tag personal, about me, para que me conozcáis un poquito más.
  10. La infidelidad es humana, de la mano de Juanes.
  11. Alejandro Albarracín, ese pivón de Gavilanes.
  12. Farmacología, perspectiva técnica con respecto al uso cotidiano e inadecuado sin consulta médica.
Ale pues, que de 28 días que tiene el mes (24, sin contar los ya pasados) tenga doce entradas programadas, me supone actualizar la mitad del tiempo, como mínimo.
Si cumplo mis perspectivas y mis propósitos me daré un homenaje a vuestra salud, pero si publico al menos seis de las entradas programadas, me daré con un buen canto en los dientes.

→ Sobre la contrariedad de sentimientos

...Y cuando cabeza/corazón no se ponen de acuerdo.

Tardas años en construir tu futuro, de hecho, nunca dejas de hacerlo. Finalmente, consigues una relativa estabilidad, una relación que te hace sentir entera, encuentras tu media naranja, decides ser madre. Planes, muchas ideas invaden tu cabeza, tu vida. Un castillo de arena alzado con mucho esfuerzo se va a la mierda en cuestión de segundos.
Empiezas a plantearte cosas, cosas a las que nunca antes habías dado importancia, o quizá sí, pero nunca antes habías parado a pensar el motivo de dicha subordinación.
La importancia de la familia, la no (suficiente) importancia de la pareja, compromiso, libertad, decisión (que no decisiones), tolerancia, pasotismo, individualismo, ¿cosa de dos? y así podría seguir sucesiva y eternamente.
Finalmente, lo mandas todo al carajo. Te autoconvences de que es lo MEJOR. Seis meses después, empiezas a plantearte que quizá no lo era.
¿Equivocada? Puede ser.
Se reaviva la llama, sentimientos olvidados vuelven a aflorar. Te (re)planteas tu vida, con y sin ese cimiento que antes tenías.
No sabes qué hacer, porque ya no sabes NADA.

No se me da demasiado bien expresar sentimientos, ni hablar de mí misma. He intentado reflejar brevemente lo que pasa por mi cabeza últimamente, lo que ha pasado por mi mente a lo largo de estos últimos ocho meses.
Nadie dijo que la vida fuera fácil ¿no? decidir, a veces, supone un riesgo lo suficientemente importante, con capacidad para dejarte huella de forma eterna.

Simplemente, un toque de personalidad para el blog.

jueves, 3 de febrero de 2011

→ La chica que estaba demasiado gorda para participar en Gossip Girl











En diez imágenes y una palabra: VERGONZOSO.
¿Alguien podría decirme dónde tiene la gordura esta chica? porque no soy capaz de encontrársela...

miércoles, 2 de febrero de 2011

→ Estresée (olé)

Empezamos de nuevo las clases, tras un parón de dos meses por temas burocráticos (o no tanto)
La sensación ha sido rara, sinceramente, no tenía ninguna gana de volver a empezar, de volver a pasar cinco horas en una misma tarde aguantando las explicaciones, en muchas ocasiones absurdas, de J.
Con los compañeros tampoco es que tuviera mucha afinidad, no por nada en especial, sinó porque desde finales del embarazo había dejado de asistir a las clases, al menos había dejado de hacerlo con asiduidad, con lo cual tampoco conocía demasiado al "personal".
Esta mañana, al levantarme, la sensación ha sido de "empiezan las clases" sin una mínima sensación de pereza. Quizá porque realmente necesito airearme un poco, quizá porque ser madre cansa más de lo que parece, quizá porque estar en paro acaba deprimiendo (tres meses han pasado desde que acabé en el hospital, dish!) quizá por muchos otros motivos que no cabe mencionar (porque probablemente ni yo los conozco).
Nada más llegar, me he encontrado con una compañera (que ha llegado casi más temprano que yo) que ha empezado a darme palique, al rato ha llegado otra, que se ha sumado a nuestra cháchara, y así hasta que se ha hecho la hora de empezar con legislativo.
Sí, esa parte odiosa (para mí, al menos) de la oposición que no sé qué leches tenga que ver con Sanidad, que engloba C.E, E.A, L.G.S e Informática (hola?) pero que hay que estudiarla porque sí, sin más.
Menos mal que ha sido una hora rápida y enseguida hemos empezado con las buenaventuras de J. Ahora que ya casi hay fecha de examen (Octubre, aprox.) le hemos convencido para empezar de cero. Quizá sea una tontería, pero la mayoría (casi absoluta) creemos que nos vendrá bien dar otra vuelta a todo el temario, como si de novatos en el tema se tratase.
Tema del día: espectrofotometría (y lo que pueden llegar a dar de sí la transmitancia y la absorbancia...)
Agarrémonos los machos y a hincar codos hasta que nos caigan a cachos.

martes, 1 de febrero de 2011

→ Famosas, antes y después.

Antes de ponerme a estudiar (hoy toca sesión nocturna, porque la diurna nos la hemos pasado por el mismísimo forro), me apetece ofrecer una guinda que seguro resultará muy "dulce" para muchas chicas.
A veces se nace siendo bella, otras muchas...se muere siendo bella, pero rara es la ocasión en la que se nace y se muere estando bella.
De existir algún tipo de milagro, sin lugar a dudas sería el milagro de la cirugía, y esque con dineros...morteros.
He aquí una breve muestra de ello...espero que la disfrutéis y sobretodo, que os levante el ánimo tanto como a mí.

Elsa Pataky

No considero que fuera una chica fea, más bien siempre ha sido "mona", pero el cambio es notable.








Nicole Kidman

Sin duda, uno de los mejores y más claros ejemplos para afirmar que la cirugía SI hace milagros...



Me cuesta imaginarla, ciertamente...





Jennifer López





Claramente la reducción de grasa de la zona abdomen/cadera le favorece enormemente.





Angelina Jolie



La veía mucho más guapa antes, pero bueno, para gustos...colores (ahora está guapa, pero me gustaban más su rasgos "naturales")





Hilary Duff




Un poco escasa de ¿kilos?





Nicole Richie




Ni tanto...ni tan calvo.
Esta chica no conoce el término medio...




Ejemplos y más ejemplos, podría seguir hasta la saciedad, que nos muestran que la cirugía, el maquillaje y la dieta (en algunos casos la no-alimentación, más bien) hacen milagros (o no tan milagros...)

Desde aquí, dejar claro que este blog NO apoya en absoluto los trastornos alimenticios, ni ningún tipo de cirugía y/o práctica excesiva que, bajo fín expresamente estético, puedan atentar, llegando a dañar, la salud tanto física como psíquica.

→ Hidratantes y/o mantecas corporales

No sabéis lo cabreante que puede llegar a ser descubrir que el único Douglas cercano que tienes lo han cerrado para trasladarlo a las afueras de la ciudad...
Menos mal que todavía quedan almas caritativas como Maribella, que se ofrecen a hacerte la compra y enviartela por Correos.
Eso sí, me sale el doble de caro, pero creo que el producto lo merece (pago más por el envío que por la manteca)
Mi elección: I love...coconut & cream.




Ya os contaré cuando tenga la mantequita en mi poder y pueda tener el placer de tastarla, aunque no creo que me decepcione, pues todas las opiniones leídas son buenísimas.

Hasta ahora estaba utilizando la Spa experience, de Natural Honey. Quizá el motivo que me ha llevado a cambiar de hidratante es que ya no veo esta gama por ningún lado, ni siquiera la tan archianunciada Elixir de Argán...
El caso es que estoy encantada con NH, hidratación a tope y un aroma que quita el hipo. Probablemente, si algún día me vuelvo a cruzar con la Spa, vuelva a comprarla. Probable no, SEGURO.

También tuve el placer de probar la Olive Butter, de The Body Shop (chorimangándole el bote a mi mother). La compraría sin duda, si no fuera porque creo que el precio es desorbitado. Sí, hidratación intensiva, huele genial, pero...si I love no me decepciona...otro gallo cantará.

Pequeño resumen de las hidratantes que he usado a lo largo del último año y las que pretendo usar en un futuro no tan lejano.

¿Opciones más económicas y probablemente igual de buenas? hidratante de Oliva de Deliplús, sin lugar a dudas.

P.D - Hoy me despido con un consejo para todas las embarazadas: Nivea de lata azul. Untad vuestras barrigas como si de abrillantar una bola de cristal se tratara, un par de veces al día. Mano de santo para picores y escamaciones varias (también para prevención de estrías).